“Cartas de mamá” Julio Cortázar.

Cartas de mamá cuenta la historia de un matrimonio argentino que vive en París, Luis y Laura. Luis recibe mensualmente una carta de su madre, que vive en Buenos Aires, y cada carta lo transporta a un triste y oscuro pasado del cual quiso huir mudándose a Europa. Luis vivía en Buenos Aires con su madre y su hermano Nico. Conoció a su actual esposa, Laura, gracias a su hermano, ya que ésta era su novia. Laura engañó a Nico con su hermano Luis y finalmente se casaron. Nico enfermó gravemente y murió, dos meses después Laura y Luis se mudaron a París a modo de huida, ya que los remordimientos pesaban mucho.

Decidieron instaurar el silencio a todo lo que se refería a Nico, aunque ambos sabían reconocer perfectamente aquellos silencios o cambios de tema en los que se escondía el nombre “prohibido”. Luis intentaba a veces hablar del tema con Laura pero ella siempre le evadía y resultaba imposible. Un día recibe una carta de su madre, como cada mes, y ésta le decía que Nico había preguntado por ellos. Luis no tuvo valor para decírselo a Laura porque sabía que le haría daño y supuso que su madre se refería a su primo Víctor. A la carta del mes siguiente, su madre le decía que Nico iba a ir a París y le decía la hora y el tren con el que llegaría. Esta vez Luis se armó de valor y se lo dijo a Laura y pensó que su madre debía de tener algún problema mental debido a la soledad y a la edad. Escribió a su tío Emilio, para que fuera a verla y averiguara si estaba bien y saber a qué se debían las menciones de Nico. Su tío,que todavía le guardaba rencor por lo que pasó, le contestó que su madre estaba bien y que no había podido sacar nada en claro con lo referente a Nico.

El día que estaba prevista la llegada de Nico, según la carta de su madre, Luis le dijo a Laura que tenía trabajo y no almorzaría con ella, pero en verdad le mintió para poder ir a la estación a ver la supuesta llegada de Nico. Una vez allí, vio a Laura que también había ido a escondidas, y es que él y Laura no eran para nada un matrimonio feliz, todo se había helado, ya nada era igual y para colmo a ella la atacaban las pesadillas sobre Nico, y se había dado cuenta que él era su hombre y no Luis. En la estación vio bajar a un hombre que se le parecía, o más bien, él quería que se le pareciese. Después se paró en un bar a beber y al volver a casa no le dijo nada a Laura de que la había visto en la estación. Ya le daba igual.

El relato concluye con una pequeña conversación en el despacho de Luis en la que Laura le dice que Nico parece más delgado y Luis le dice que sí que la gente cambia.

 

Los cuentos de Cortázar se caracterizan por sus elementos fantásticos, pero “Cartas de mamá” consigue que el lector se confunda y crea que en éste, en concreto, no hay nada de fantástico, ya que todo parece muy “normal” durante todo el relato pero al final consigue crear esa fantasía y ese enigma que lo caracteriza. Veamos esos aspectos:

Es obvio que Luis vive atormentado por su pasado y cada carta de su madre es como una punzada de ese pasado que de alguna manera lo devuelve a la realidad y a pesar de que esté lejos de su casa, le recuerda la muerte de su hermano y su traición con Laura. Ahora bien, Luis de alguna manera está acostumbrado a estas cartas, pero el problema viene cuando su madre nombra a Nico en la carta. La primera vez se lo calla por no herir a Laura, pero la segunda se lo dice para ver qué opina ésta. Hasta aquí no hay nada que se salga de lo “real”, ya que Luis cree firmemente que su madre sufre algún tipo de trastorno senil y por eso nombra a su hijo muerto o simplemente por el dolor de la pérdida. Lo que le choca al lector es que si Luis está tan convencido de que se trata de algún trastorno de su madre, por qué va a la estación el día que supuestamente llega Nico? Por qué Laura también va a escondidas, si saben perfectamente que Nico está muerto?

En la estación Luis no ve a Nico, solo a un hombre que se le parece muy poco. La impresión que dan ambos, Luis y Laura, es que viven obsesionados con Nico, por el remordimiento de su traición y de que éste muriera infeliz y engañado por su hermano y su novia. No lo nombran pero es como si estuviera presente de alguna manera entre ellos, ya sea en las pesadillas de Laura o simplemente que se palpe su presencia en el aire. En todo esto no se ve ningún elemento fantástico, ya que mucha gente cuando pierde a alguien puede llegar a obsesionarse e incluso a sentir su presencia aunque sea solamente fruto del inconsciente para calmar el dolor.

Pero el remate final es lo que deja al lector descolocado, porque Luis y Laura hablan del aspecto físico de Nico, hablan como si lo hubieran visto y dejan al lector perplejo y sin saber claramente qué es lo que está pasando, ya que Nico está muerto, eso se sabe desde el principio, pero ellos terminan hablando de que está más “flaco”.

Cortázar deja de alguna manera el final en el aire y dependiendo de la interpretación de cada lector, lo verá de un modo u otro, ya que unos pueden pensar que efectivamente han visto a Nico y éste fingió su muerte en el pasado para hacerlos sufrir o que han perdido el juicio por su obsesión y esto hace que se imaginen lo que quieren ver…pueden ser muchas cosas según cada persona.

Después de leer este cuento, entre otros de Cortázar, me he dado cuenta (más si cabe) de que la imaginación es muy amplia y muy variable, y que en ella todo cabe.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s